Los rituales de alejamiento son especiales elaborados en altares dirigidos y ofrecidos a la Santa Muerte para que con su luz su bendición nos ayude alejar a esa persona sin hacerle ningún tipo de daño físico y mental.